Queen – News Of The World (1977)

¿Que surge de una banda compuesta por cuatro buenos compositores, un guitarrista emblemático y el cantante con una de las mejores voces del rock de todos los tiempos? Queen. Cuatro tipos que le brindaron al mundo de la música la mezcla justa de todos los matices posibles con los que se puede definir al rock. Hablar de Queen es hablar de “A Night At The Opera” (Una noche en la opera) con la inoxidable “Bohemian Rapshody” (Rapsodia bohemia), pero entre muchos brillantes discos aquel que supo cautivarme desde chico fue “News Of The World” (Noticias del mundo)

1
We Will Rock You
2:02
2
We Are The Champions
3:01
3
Sheer Heart Attack
3:27
4
All Dead, All Dead
3:11
5
Spread Your Wings
4:35
6
Fight From The Inside
3:03
7
Get Down, Make Love
3:51
8
Sleeping On The Sidewalk
3:08
9
Who Needs You
3:06
10
It’s Late
6:26
11
My Melancholy Blues
3:30


Luego de cuatro grandes discos junto a Roy Thomas Baker, Queen decidió comenzar a producirse ellos mismos sus trabajos. El primer intento luego de “A Night At The Opera” fue “A Day At The Races” (Un día en las carreras). Un trabajo que si bien cuenta con buenas canciones, fue caratulado como aburrido y acusado de estar por debajo de los estándares de sus primeras obras. Por lo cual para “News Of The World” la banda se propuso desprenderse del sonido que venían haciendo e incursionar en otras dimensiones sonoras.

Entre Julio y Septiembre de 1977 graban el disco en dos estudios de Londres, Bassing Street y Wessex. El ingeniero de sonido seguiría siendo quien los acompañaba desde siempre, Mike Stone. Esta obra resulto menos elaborada que las anteriores. Conocidos ellos por agregar detalles y pulir cada canción al máximo, el tiempo empleado en “News Of Te World” fue mucho menor y se utilizaron menos tomas para llegar al producto final. Quizás tuvo que ver el hecho de estar inmersos en un momento en el cual en la música estaba presente el movimiento punk, que desestimaba el trabajo en exceso y profesionalizado de la composición musical y buscaba romper con los cannones del rock sinfónico y progresivo.

El disco comienza con una dupla archiconocida no solo para los fanáticos de Queen. “We Will Rock You” (Te conmoveremos) y “We Are The Champions” (Somos los campeones). Toda una declaración que profesa una atmosfera de victoria, no en vano se han hecho harto conocidas en cuanto evento deportivo se haya llevado a cabo. Brian May decidió que el comienzo de “We Will Rock You” debería ser tan simple como lo escuchamos (imposible contenerse y no seguir con las palmas de las manos y el golpe del pie). Esta decisión fue pensada para que justamente el público pudiera involucrarse por completo en la rítmica de la canción. Y pegado a ella “We Are The Champions” completa una mini suite en la que el desafiante Freddie Mercury confirma: “I consider it a challenge before the whole human race, and I ain’t gonna lose” (Lo considero un desafío ante toda la raza humana, y no voy a perder). Adrenalina pura contenida en dos canciones. “Sheer Heart Attack” (Certero ataque al corazón) no fue terminada para el tiempo en que Queen grababa su tercer disco con igual título. Por lo que el baterista Roger Taylor logro introducirla recién en el trabajo en cuestión. La crítica asoció la composición de la misma al hecho de que muchas bandas punk habían desestimado el valor de Queen (como el de otras grandes bandas). Un pasaje donde el desenfreno de Mercury llena a la canción de una vitalidad que contagia y deja un sabor más que agradable.

Brian May aportaría otro gran pasaje llamado “All Dead, All Dead” (Todos muertos, todos muertos). Una triste canción que se contrapone con la dulce voz de May y un estribillo sutil y delicioso. May confirmaría tiempo después que la canción la dedico a la muerte de un gato que tenía como mascota. John Deacon, bajista y quizás uno de los músicos mas introspectivos del mundo del rock es dueño de increíbles composiciones en la banda, entre ellas “Another One Bites The Dust” (Otro muerde el polvo) o el genial “I Want To Break Free” (Quiero ser libre). En “News Of The World” tendría su turno con “Spread Your Wings” (Abre tus alas) Una hermosa canción sobre un hombre que decide cambiar de trabajo y de vida, dejando atrás un mundo de sufrimiento. La voz de Mercury transita desde la sutileza hasta el grito desesperado que exclama: “Pull yourself together, ‘cos you know you should do better. That’s because you’re a free man” (Serénate, porque sabes que lo deberías hacer mejor. Eso es porque eres un hombre libre). “Fight From The Inside” (Pelear desde adentro) fue escrita e interpretada casi en su totalidad por Roger Taylor. May aportaría algunas guitarras. El matiz más hard rock de todo el disco. “Get Down, Make Love” (Baja y haz el amor) es lo más experimental de la placa, más cercano a las composiciones más jugadas o trabajadas del grupo. El contenido está lleno de una carga sexual, desde el título, pasando por los distintos clímax que la canción propone. La ductilidad en la voz de Freddie se disfruta en todo su esplendor, armando un camino que teatraliza un momento y nos pone en escena.

Llegando al final encontramos “Sleeping On The Sidewalk” (Durmiendo en la acera). Inspirada según diría May en los ZZ Top. Un rock sucio, con la cadencia del blues. Predomina la línea de bajo de Deacon. May juega con su voz a no sonar tan endulzado como de costumbre y desde luego que lo logra. La canción recorre las desventuras de un aspirante a trompetista. El trabajo quedo grabado en una sola toma a los que solo se le sumó el track de voz. En “Who Needs You” (Quien te necesita) también compuesta por Deacon, Queen nos invita a una viaje por España, utilizando arreglos de cuerdas y una percusión que nos transporta irremediablemente a esas tierras, para el momento en que Mercury larga un “Oh muchachos” en perfecto español, ya estamos allí. Esta es una de esas canciones que solo una banda como Queen podía incorporar a sus trabajos. En las antípodas de pasajes como “Sheer Heart Attack”, pero igual de maravillosas. Los discos de Queen permitían transitar muchos espacios y sorprenderse en cada uno de ellos.

“It’s Late” (Es tarde) es una de las canciones que más me gustan de la obra. Alguna vez criticada por ser muy larga, fue concebida como una mini opera de tres actos por parte de May. La canción nos sumerge en la declaración de una persona que sufre por el amor no recíproco a la vez que se da cuenta que ya es tarde para recuperarlo. “You made me love you, don’t tell me that we’re through” (Tu me hiciste amarte, no me digas que hemos terminado). Las baterías de Taylor suenan perfectamente ajustadas y son los riffs de May los que aportan el grado de desesperación que Mercury una vez más nos transmite en carne viva. El final del disco llega con “My Melancholy Blues” (Mi blues melancólico). Una sutil interpretación en tono de jazz. La voz de Mercury es instrumento y juega a ser un cantante por momentos clásico, por momentos con la carga necesaria de rock y blues y finalmente Mercury, tan único como supo ser.

El trabajo fue publicado el 28 de Octubre de 1977. El arte de tapa fue responsabilidad de Frank Kelly Freas, un dibujante que realizó la tapa de la revista “Astounding Science Fiction” (Asombrosa Ciencia Ficción) en 1953. Roger Taylor tenía una copia de dicha revista y quedo cautivado por el dibujo donde aparecía un robot con una persona en una mano y sangre en la otra producto de haberla matado sin querer. De tal forma contactaron a Freas y le propusieron modificar dicho dibujo para que estuviesen ellos en la mano del robot, Freas acepto y el resto es historia. Una de las tapas más emblemáticas del rock.

Llegue a Queen por mi prima quien los escuchaba por aquellos años y a lo largo de los ochentas. Lamentablemente mi edad no permitió ver a Freddie en vivo cuando llegó a mi país. Hubiese disfrutado mucho el poder ver a un artista de su talla, portador de una voz y un carisma inigualable. Aquel que alguna vez supo declarar que Dios lo había hecho perfecto, salvo por sus prominentes dientes. Un artista que supo tener la capacidad de cantar el más furioso heavy rock, jazz, blues, y hasta con Montserrat Caballé. Es imposible pensar en el rock sin él. En 1992 a un año de su muerte se llevó a cabo un recital en homenaje en el Wembley Stadium donde participaron muchísimas figuras. Ese día me quede pegado a la radio escuchando toda la transmisión, con cada palabra y cada tema. Para el final de la ceremonia “We Are The Champions” fue ejecutada por la banda y cantada por Liza Minelli, gran amiga de Freddie. Recuerdo ponerme a pensar que más allá de cuestiones musicales, Queen supo traspasar muchas fronteras en el mundo del rock, fue responsable de incluir matices y de abrir la puerta a un nuevo mundo de oportunidades. “News Of The World” es un claro ejemplo de esto donde, a mi parecer, podemos encontrar el perfecto balance entre todos esos sabores, con la sonrisa de Freddie en la memoria de todos quienes hemos quedados asombrados con su trabajo. Sabemos ahora que no mentía cuando decía que “lo consideraba un desafío a la raza humana” y nos queda bien en claro que no perdió esa batalla…

Dios salve a la reina.